El Estilo Internacional Suizo, su origen y como lo usamos en Kiwitu

El Estilo Internacional Suizo surge en los años 50 en Suiza y Alemania como un nuevo estilo que busca la sencillez y el orden, priorizando la comprensión y la organización. Sus principios están basados en los ideales del modernismo y constructivismo.

El estilo suizo se caracteriza por la presentación objetiva de la información de forma clara, mediante el uso de una retícula modular que permite la composición asimétrica de los elementos de diseño. La tipografía que se utiliza pertenece a la familia Sans Serif, con el texto en bandera.

El Estilo Internacional se desarrolló en dos ciudades suizas: Zurich y Basilea. Ernst Keller es considerado el padre del Estilo Suizo, ya que basó su trabajo en la simplicidad y la legibilidad, continuando con los principios de la Bahuaus y de la nueva tipografía de  Jan Tschichold.

El avance de las comunicaciones, y la globalización terminaron por imponer la necesidad de una comunicación clara. Los mensajes tienen que ser comprendidos en todo el mundo, y el estilo suizo lo consiguió a través de formas visuales nuevas y sencillas. Fue un estilo fácil de comprender que permitió su rápida expansión a nivel mundial. Además de seguir siendo una referencia imprescindible en la actualidad.

Es un estilo simple, sencillo y de fácil comprensión a ojos del receptor pero muy complicado en su creación, ya lo decía Paul Rand “El diseño gráfico es simple, por eso es tan complicado”. El estilo Internacional Suizo tiene unas características que permiten su rápida expansión, este es el principal motivo por el que hemos decidido aplicar este estilo a una de las marcas para la que trabajamos, Adaix Expansión. La necesidad de la marca es que se puedan utilizar los diseños en diferentes países en los que se encuentran.